Estudiar inglés en el extranjero, ¿Por qué?


Estudiar inglés en el extranjero, ¿Por qué?

Cuando en 2011 Javier decidió hacer las maletas e irse a estudiar inglés en el extranjero, fueron mil cosas las que pasaron por su cabeza pero sólo una la que le empujó a tomar esa decisión: la frustración. Javier había estudiado en una academia de inglés durante años, se había formado en la universidad y había trabajado por muy poco dinero los fines de semana. Javier estaba harto, necesitaba un cambio de aires y vio en el inglés la oportunidad que estaba esperando. Pero… ¿por qué estudiar inglés en el extranjero?

Javier es sólo un personaje inventado, un reflejo de nuestra sociedad. Pero como él, miles de jóvenes se encuentran en una situación similar donde sus planes de futuro no ocupan otro lugar que el trastero de su cerebro. Y estos planes no parecen importar a sus jefes o a sus asistentes del paro. ¿Qué hago? ¿Me voy? Pero… ¿dónde? y… ¿Qué voy a hacer? Todas estas preguntas tienen respuesta, sólo hay que dejar el miedo a un lado y empezar a pensar con claridad.

 

Paso 1 ¿Por qué estudiar inglés en el extranjero?

Antes de irte debes ser consciente que la vida fuera no será fácil. Pasarás a ser un inmigrante y ello conlleva dificultades obvias que sólo se harán más llevaderas si tienes detrás algún tipo de soporte moral e institucional. Estudiar inglés te da ambas, amigos e institución, y aunque parezca simple y vano, ser un estudiante siempre te hará la vida más fácil. El visado, las relaciones sociales, el seguro médico, la comunicación con la gente o el alojamiento son algunas de las razones por las cuáles, si decides emigrar, deberías también considerar empezar estudiando inglés.

 

Paso 2 ¿Dónde voy?

Partiendo de la idea que tu destino debe ser un lugar de habla inglesa, las posibilidades son muy variadas tanto en clima, acentos, cultura, o calidad de vida. No escojas Nueva Zelanda si no tienes dinero para pagarte el billete de avión, pero no dudes en viajar a este maravilloso país si quieres vivir en una sociedad con valores muy distintos a los tuyos. Lo importante es que tengas claro que, aparte de un viaje de estudios, tu aventura será una experiencia vital que te marcará, seguramente, para el resto de tu vida.

estudiar inglés en el extranjeroOtra factor importante es la lengua que hablarán tus futuros compañeros de clase. Si vas a Londres, por ejemplo, deberás hacer un esfuerzo doble para no estar siempre con otros estudiantes que hablen español. Ese esfuerzo será menor en Canadá. En cualquier caso, recuerda siempre que tu objetivo principal es mejorar el inglés y, juntándote sólo con españoles o latinoamericanos, no te ayudará a ello. Viajes donde viajes, incluye en tu grupo de amigos alguien que no hable tu lengua. Eso te obligará a vencer tus miedos y tu inglés mejorará exponencialmente.

Finalmente, hay un tercer factor a tener en cuenta: la lejanía. Si no te importa estar un año alejado de los tuyos, todas las opciones son factibles. Sin embargo, si eres de los que prefiere visitar tu familia y tus amigos más a menudo escoge un destino más cercano que te permita viajar a un precio más asequible.

 

Paso 3 ¿Dónde me alojo?

Estudiar inglés es el mejor aliado para encontrar alojamiento rápido allá donde vayas. Los primeros tres meses puedes hospedarte en un albergue, o puedes utilizar los alojamientos que el centro te ofrezca. La mayoría de ellos tienen residencias propias o familias dispuestas a alojarte. En cualquiera de los casos, terminado ese primer periodo vas a conocer suficientes personas, estudiantes como tu, que también necesitarán un lugar para vivir.

 

Paso 4 ¿Cuánto tiempo?

El tiempo que pases estudiando inglés es proporcional a la mejora del idioma. Si por razones de trabajo o estudios solo puedes estudiar durante el verano, tu inglés mejorará mucho pero no tanto cómo si realizas un curso de 6 meses o un 1 año. Lo importante, sin embargo, es que aproveches el tiempo que pases fuera y disfrutes lo máximo de toda la experiencia.

 

estudiar inglés en el extranjero

Paso 5 ¿Cómo aprovechar tu viaje?

No seas tímido. Habla con la gente, hazles saber que no eres de allí, que estudiar inglés en el extranjero no es fácil y pídeles su ayuda. Empieza a ver series y películas en inglés. Lee los diarios si también los lees en tu país. No faltes a clase, pero tampoco dejes de ir a las fiestas a la que te inviten tus compañeros. Es en estos eventos dónde uno se suelta y mejora la fluidez de su inglés. Saber combinar ambas cosas marcará la diferencia.

 

Paso 6 El curso ha terminado ¿ Y ahora qué?

Si tu curso estaba programado para un tiempo concreto para después volver a tu vida habitual, el siguiente paso será hacer las maletas y volver a casa para tener una merecida bienvenida. Pero si nada te impide seguir con tu aventura, quizás puedas plantearte nuevas metas una vez tu curso para estudiar inglés en el extranjero finalice.

Una opción muy común es aprovechar tu mejora del inglés para realizar cursos que demuestren tu nivel y mejoren tu curriculum para cuando vuelvas a casa. Otra opción es estudiar cursos superiores en el mismo país de acogida. La tercera opción más común después de estudiar inglés en el extranjero es buscar trabajo, ya sea por ti mismo o con algún convenio que tu escuela de inglés tenga con empresas y negocios de la zona. Escojas lo que escojas, siempre recuerda que empezaste tu viaje para mejorar inglés y pasártelo bien. Si ninguna de estas dos premisas se ve beneficiado con tu decisión, párate y vuélvetelo a pensar.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *